Siempre busca la luz como el girasol

Foto: Reportaje fotográfico Moya

En días pasados leí una frase que me hizo reflexionar: “La diferencia entre quien eres y quien quieres ser es aquello que haces”. Por eso me dije a mi misma, brilla como el girasol, sin importar quien está a tu lado, sé tú y disfruta de eso. Pienso que lo que soy hoy es el resultado de lo que hice ayer. Sólo yo soy responsable de mis triunfos y fracasos. No es cuestión de suerte, es cuestión de aptitud y actitud.

Pensar en el Girasol a escribir está frase despertó mi curiosidad. ¿Alguna vez ha pensando en su fuerza de voluntad y en cómo día tras  día se inclina en busca de la luz solar para poder ofrecernos lo mejor de él?

A continuación te presento algunos datos interesantes sobre el Heliotropo o Girasol como se le conoce comúnmente.

Es una planta solar. La principal característica de los girasoles es su heliotropismo, su capacidad de girar buscando la luz del sol. De ahí viene su nombre; helio en griego significa sol y tropo quiere decir “volver”. El girasol es la planta que se vuelve buscando el sol.

Sabías que el ritual de los girasoles inicia cuando el sol empieza a despuntar y se detiene cuando cae la noche. La planta inicia un movimiento giratorio siguiendo las agujas de sol, de este a oeste. Si vemos algún girasol que ya no realiza su característico movimiento es porque ha llegado a su madurez. Entonces la flor deja de girar y se  inclina hacia adelante hasta acabar su ciclo vital.

Sabías que no todos los girasoles son amarillos. Aunque la mayoría de los girasoles que vemos son amarillos, no es el único color en el que podemos encontrarlos. Es más, hoy en día se comercializan girasoles en colores como el naranja, el marrón, el color crema o el rojo oscuro.

Sabías que al igual que con el color, también hay mucha variedad en la forma: hay girasoles con flores grandes o pequeñas, con una sola fila de pétalos o con múltiples anillos de pétalos.

Sabías que en términos espirituales, ese movimiento representa una búsqueda de la luz  y una necesidad de absorber las buenas energías. Para los chinos, la flor simboliza la buena suerte, la salud y la felicidad. El color amarillo  aporta vitalidad y es, en suma, una representación de vida que suele trasladarse a los tatuajes.

Comparto algunas fotos realizadas por Carlos Moya en un hermoso paisaje repleto de girasoles.

Reportaje fotográfico Moya
Foto: Reportaje fotográfico Moya
Foto: Reportaje fotográfico Moya
Foto: Reportaje fotográfico Moya
Foto: Reportaje fotográfico Moya

Fuente: Flora Chic

Jardinastis

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: